Es necesario enfrentar los retos urbanos de la ciudad de México para garantizar los derechos humanos, así lo dijo Erika Solís Pérez, Secretaria Ejecutiva de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Al par incitar en el Foro “Por nuestro derecho a la Ciudad” y la exposición “Yo soy la nueva Ciudad”, detalló que en ciudades como la capital mexicana, las personas son vulnerables a la ubicación de sus viviendas y a la movilidad que históricamente ha priorizado el transporte individual por encima del público colectivo, así como a la distribución del agua y al acceso de servicios como el del saneamiento.

Agregó que los últimos años, el organismo defensor ha documentado la violación de los derechos humanos a la seguridad jurídica, a la vivienda adecuada y a un medio ambiente sano, así como agravios por las normas transgredidas en materia de desarrollo urbano.