La celebración de la Navidad no debe ser fiesta solo de folklor. La vida, la necesidad de vestido, vivienda digna y alimento, son algunos derechos fundamentales de las personas, se trata de practicar una justicia mayor y respetar la dignidad, repartiendo equitativamente cargas y beneficios

image“quien tenga comida, no cobre más de lo establecido, no extorsionen a nadie, ni denuncien a nadie falsamente, sino conténtense con su salario, son algunos ejemplo. El cambio no debe ser solamente por las nubes, si alguien piensa que es más alegre una fiesta de preparación folklórica, convénzase de que esa alegría sino llega a la práctica de la justicia, de nada vale”

Fue el mensaje del Cardenal Norberto Rivera Carrera, durante la homilía dominical en la Catedral Metropolitana