Murió el líder talibán, el mulá Akhtar Mohamed Mansur, en un ataque con aviones no tripulados de Estados Unidos, en territorio de Pakistán, cerca de la frontera con Afganistán.

 

Servicios de inteligente de Afganistán informaron que el deceso fue  en la provincia de Baluchistán, cuando viajaba en un vehículo con sus compañeros en la zona de Dalbandin, donde fue alcanzado y abatido.

 

Sin embargo, antes de conocerse la confirmación del Gobierno afgano, circularon versiones en las cuales los talibanes negaban la muerte de su líder.

 

El Departamento de Defensa informó en un comunicado del ataque, autorizado por el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y cuyo objetivo era precisamente Mansur.

 

El líder talibán era una “amenaza” para las tropas estadunidenses, los civiles afganos y las conversaciones de paz, declaró este domingo en Myanmar, el secretario estadunidense de Estado John Kerry.