Miles de personas se dieron cita la mañana de este miércoles en las inmediaciones del aeropuerto internacional de la Ciudad de México, con el propósito de ver aunque fuera uno segundos al Papa Francisco, en su último recorrido por la capital del país, durante su viaje apostólico.
Y es que a pesar del frío, algunos se dieron cita desde las 5 de la mañana, procedentes de diversas delegaciones, algunos incluso nos comentaron planearon visitar a sus familiares en estas fechas para poder ver al Sumo Pontífice.
Y es que a pesar de que el tramo final para llegar al hangar presidencial lo realizó en automóvil cerrado y lo vieron solo unos segundos, aseguran que la desmañada valió la pena.