En la misa de Ciudad Juárez, Chihuahua que presidirá el Papa Francisco el 17 de febrero, se ha invitado a migrantes que estarán en ambos lados de la frontera entre México y Estados Unidos

“por cierto unos migrantes estarán presentes ahí, en lugar de la misa, pero otros más estarán cruzando el río, van a participar ahí y 50 mil, estarán en el Estado en el Paso Texas y se piensa poner un monitor, para que el Papa pueda verlos, como están reunidos ahí y en un momento dado antes de la misa, el Papa saludará, en una especie de rampa y saludará a quien están del otro lado del Rio”
Así lo dijo, Eugenio Lira Rugarcía, coordinador de la visita del Papa a México, al bendecir la Sala Internacional de Prensa, en la Ciudad de México, reiteró

“el Santo Padre, quiere mandar un mensaje y celebrar la fe, ellos y quienes han sufrido, de alguna manera, el efecto terrible de la violencia y por eso se ha convocado a que los que han padecido alguna de las formas de violencia a que se reúnan en el encuentro en la misa que el Papa va a presidir en Ciudad Juárez, también están invitados los migrantes”
image