Médicos cirujanos del Hospital de México “Doctor Federico Gómez” colocaron el primer implante de corazón artificial.

A una pequeña de cuatro años de edad, quien ya presentaba problemas hace tiempo en la función de este órgano.

Este dispositivo de asistencia ventricular ayuda al corazón a bombear de manera mecánica la sangre, cuando el músculo ya ha perdido la fuerza para hacerlo, por las alteraciones, que pueden ser genéticas o de nacimiento.

Esto abre la oportunidad a muchos niños que requieren de este tipo de ayuda para sobrevivir, mientras esperan un trasplante de corazón.

Las fallas cardiacas a su vez generan otro tipo de consecuencias como daños en el hígado o los riñones.

La pequeña beneficiada sufría de miocardiopatías, y requería este apoyo para que los ventriculares externos ayudaran más al corazón a bombear sangre.

El dispositivo se le colocó el pasado 22 de septiembre y podría funcionarle en un lapso a mediano y largo plazo, es decir llegaría a durar de tres a cinco años, mientras llega un corazón compatible para trasplante.

El aparato cuenta con dos bombas, una simula los ventrículos derecho e izquierdo y se conectan a las arterias por medio de mangueras.

Otro beneficio del aparato artificial es la disminución en fármacos administrados al paciente, esto hace funcionar de mejor manera sus órganos.