Fuera del hospital Infantil de México, Federico Gómez, se pueden apreciar dos realidades.

Una, la que tiene que ver con los familiares de los niños que son atendidos en ese lugar que es mejor conocido como el Hospital Infantil, la que tiene que ver con los vendedores informales que al no poderse colocar frente a la salida principal del hospital, lo hacen en las orillas o detrás de él.

hospital infantil federico gomez 2

 

La otra realidad es la de la “Mano de Dios”, la que tiene que ver con los arreglos de las banquetas, la pintura fresca en banquetas y botes de basura. Es que el domingo 14 de febrero, el papa Francisco, visitará estas instalaciones.

 

 

El Hospital Infantil de encuentra en la colonia Doctores, de la delegación Cuauhtémoc en la Ciudad de México.

hospital infantil federico gomez 3A los trabajadores informales, que lo mismo ofrecen comida que periódicos o revistas, les advirtieron que a partir del día 10 de febrero, ya no podrán vender.

En la calla no se observa vigilancia extraordinaria, algo fuera de lo común, sólo está el personal de hospital que es el mismo de siempre, el que controla los accesos.

Los pacientes no han recibido alguna indicación fuera de lo común, llegan se hacen sus estudios o van con los médicos a las consultas que ya tienen programadas, pero  no saben qué pasará cuando se acerque la fecha, la visita del Sumo Pontífice.

Eso sí, a los que no han podido mover es a los franeleros que son dueños de la calle Doctor Giménez, ahí se aprecia que a pesar de que se están cambiando las banquetas para que luzcan limpias, los botes, las cubetas y los huacales, siguen apareciendo para que a cualquier automovilista, le habrán una canchita para acomodar su vehículo, por una módica cantidad que puede ser de 20 pesos o más. Ellos siguen ahí.