Cerca de 2 mil taxistas se manifestaron en las principales vialidades de cinco municipios de Jalisco, por la falta de regulación de servicios privados como Uber, Cabify y City Drive que operan en el estado.

Los chóferes exigieron al gobernador, Aristóteles Sandoval, que no se permita el servicio de las empresas privadas.

Los taxistas se manifestaron en Guadalajara, Tequila, Ciudad Guzmán, San Juan de los Lagos y Autlán, reportó la Secretaría de Movilidad de Jalisco.

Casi al finalizar la protesta en Guadalajara, se presentó un enfrentamiento entre taxistas y comerciantes que dejó un saldo de 27 personas detenidas, 7 taxis dañados y un policía lesionado, de acuerdo con Eduardo Almaguer, fiscal general de Jalisco.