Por hacer base cerca del Monumento a la Madre, dos taxis de Uber fueron enviados al corralón y se les impuso una multa de entre 160 a 200 Unidades de Cuenta de la Ciudad de México, es decir, de entre 11 mil 400 y 14 mil 300 pesos.

Luego de varias denuncias sobre vehículos que realizaban base en esa zona, el Instituto de Verificación Administrativa informa que el jueves por la noche se realizó un operativo en la avenida Villalongin casi esquina con Insurgentes, colonia Renacimiento, de la delegación Cuauhtémoc.

Ahí se detectó a dos automóviles, Vento, matrícula 55AEC y Aveo, placas B50 ADR, que estaban estacionados en espera de algún llamado que solicitara sus servicios.

Sin embargo, el reglamento de operación de estas empresas no permite hacer base o sitio a los taxis de Uber y Cabify, entre otras, ya que este derecho solo lo tienen los concesionados.

Los de servicio privado deben ser resguardados en el domicilio declarado por los operadores asignados.