Los migrantes verán al papa Francisco en Ciudad Juárez.

Él sólo espera a ver al papa e intentará cruzar la frontera. Todavía mencionó algo que llama “El sueño americano”.

migrante 2

Daniel Melgar es de origen hondureño, hace unos días salió huyendo de su país porque fue amenazado de muerte por la Mara Salvatrucha.

Ya sin dinero llegó a la Casa del Migrante que se encuentra en Ciudad Juárez, Chihua, donde lleva al menos 7 días.

Estaba decidido a cruzar, aunque no tiene idea de lo que debe hacer “del otro lado”, en los Estados Unidos, dice que no conoce a nadie, de hecho llegó como cientos de personas, en la “Bestia”.

Sólo una cosa lo detuvo, lo invitaron a escuchar la misa que encabezará el papa Francisco a un costado del Río Bravo, en un lugar conocido como la Feria.

Ahora el migrante, sin dinero, sin familia, sin conocer a nadie, dice que si pudiera hablar con el papa, le pediría que lo tomara de la mano y que lo cruzara a los Estados Unidos.

“Para que a nosotros se nos pueda ayudar más que se haga un permiso para estar allá y para ya no andar emigrando, eso es lo que me gustaría que el papá pidiera por nosotros y rezará, orara para que nos vaya bien”, dijo el migrante.

En la casa del migrante hay poco más de 35 personas quienes han abandonado sus lugares de origen para buscar una mejor calidad de vida u orillados por la violencia, por eso hay familias completas esperando una oportunidad para volver a empezar.

La visita del papa a Ciudad Juárez, significa para los migrantes una esperanza de que con su presencia, con su mensaje, el panorama que tienen de frente sea menos espinoso.

En el caso de Daniel, el trabajo que sea, de albañil, de “chalán” o de lo que le ofrezcan, servirá para reunir dinero para pagar a un coyote que lo ayude a cruzar, dice que buscará “El sueño Americano”.