Todo parece indicar que el futuro se dirige al uso de las células madre y la Odontología no se queda atrás.

El especialista en odontología y empresario, Armando Noguera, explicó que con las células madre de los dientes se ha demostrado que se puede regenerar tejido neuronal, se pensaba que el cerebro no se podía regenerar, hoy se sabe que sí, tejido óseo, tejido muscular, tejido cardiaco y tejido endocondral, ¿cuál es el endocondral?, el de las articulaciones.

La diferencia entre estas células y las que se obtienen del cordón umbilical además de que se complementan, es que con la de los dientes se puede lograr la regeneración de tejidos que antes se pensaba que no era posible.

Se estima que el tiempo de vida de un ser humano, se alargará hasta en 10 años en promedio debido al cada vez más frecuente uso de ésta tecnología que tardará en adoptarse por completo aproximadamente 20 años, es decir, para la el año 2030, ya se emplearía este método con más amplitud.

Es muy probable, explicó el especialista, que en un futuro una persona acuda al genetista a solicitar un páncreas nuevo, o un diente nuevo. Como en la mayoría de estos casos, al principio suele ser una tecnología que no está al alcance de todos, porque aunque ya hay empresas que se dedican a guardar la información genética, los precios son muy altos, por ejemplo de inicio se pagarían más de 15 mil pesos para contener el material y preservarlo, además se paga una renta anual en dólares.