En el estado de Guerrero se reforzó la seguridad para el periodo vacacional de Semana Santa; 4 mil 500 integrantes de las fuerzas de seguridad de los tres niveles de gobierno, incluyendo al Ejército y la Armada de México se desplegaron en todo el territorio.

Sin embargo, de acuerdo con cifras proporcionadas por Xavier Olea Peláez, fiscal del Estado, en la entidad se registraron 36 homicidios, tan solo en semana santa; asimismo dijo que “el aumento en la venta de droga, por las vacaciones, es lo que genera la violencia”.

Por su parte, el gobernador Héctor Astudillo, aseguró que la disputa por territorio, para la venta de “cosas ilícitas” es el motivo que genera la ola de asesinatos y ataques.

En lo que va del año, el municipio de Acapulco ha vivido jornadas violentas que han dejado un saldo de 204 personas ejecutadas.

No obstante, a pesar de la violencia, la ocupación hotelera en los tres principales destinos turísticos de Guerrero, alcanzó en Acapulco, un máximo de 92%; en Ixtapa-Zihuatanejo, 95%; y en la ciudad colonial de Taxco casi 100%.