El Vicepresidente Ejecutivo y Director General de Grupo ACIR, Antonio Ibarra Fariña, alerta sobre las implicaciones de haber pasado de la radio como un bien público a un servicio público.

Durante su participación en la Quincuagésimo Séptima Semana Nacional de la Radio y la Televisión, explicó que ese cambio derivó en más regulación.

En ese sentido dijo que las “Elevadas sanciones y multas que hoy se contemplan en la nueva Ley Federal de Radio y Televisión, puesta en manos de autoridades que deseen ejercer un poder discrecional y caprichoso, es una herramienta muy efectiva para callar voces y opiniones no afines, basta la simple amenaza para disuadir la transmisión de algunos contenidos”

También se refirió a la creación de un ente que regula y al mismo tiempo administra el espectro radiofónico, pero que no tiene contrapeso.

Ibarra Fariña, participó en la mesa “Visión de la Radiodifusión ante los nuevos retos regulatorios” en la que aseveró que en México se cuenta con una gran diversidad de contenidos en las estaciones de radio y canales de televisión, lo que permite que todos los temas se aborden.

La radiodifusión concesionada ha contribuido de manera importante a la democratización de México, aseguró.