Investigadores del Instituto Politécnico Nacional, determinaron que la falta de sueño conduce el sobrepeso.

Un estudio que se llevó acabo durante todo un año determinó que aquellas personas que duermen menos de ocho horas diarias, aumentaron 30% su peso corporal.

En el estudio participaron enfermeras, policías y médicos, que aunque fueron sometidos a un estricto control en su alimentación y en la actividad física que realizaban, se registró que aumentaron su masa corporal 30%.

imageLos psicólogos Gerardo Leija Alba y Víctor Aguilera Sosa, del Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud, unidad Santo Tomás, explicaron que la falta de sueño provocó que la hormona leptina disminuyera e incrementara la grelina, además de que también aumenta el apetito con tendencia a ingerir alimentos dulces y con un alto contenido de carbohidratos.

Los expertos dijeron que si al aumento del apetito provocado por la falta de descanso y el deseo de comer se le suma el sedentarismo, el resultado es el sobrepeso y que quienes viven en zonas urbanas duermen en promedio cinco o seis horas diarias.