Inseguridad en Guachochi, Chihuahua, mantiene a la gente casi en toque de queda

Son las ocho de la noche y las calles de Guachochi, en Chihuahua, están desiertas.

El termómetro marca 2 grados centígrados. La nieve empieza a cubrir las calles de esta comunidad, localizada en la Sierra Madre Occidental y considerada como la capital simbólica Taraumara.

Muchos pensarían que el frío hace que la población se quede en sus casas, sin embrago es la inseguridad la que los mantiene en sus hogares.

Desde hace dos años, nos cuentan dos policías ministeriales de Chihuahua, la inseguridad y la presencia de grupos armados ha hecho que la vigilancia se incremente, y aunque dicen que la violencia ha disminuido, la realidad es que la gente de Guachochi no sale de noche.

“Vinimos de diferentes zonas, de Parral, de Juárez, de Chihuahua, de Casas Hrandes y vinimos a proteger Guachochi, a dar seguridad a la gente. -¿Si hay mucha inseguridad?- Pues es que por la inseguridad mucho asesinato, robo y todo eso ya ha disminuido bastante”.

Ambos se llaman Juan y ambos llevan armas largas. Sus jornadas de vigilancia empiezan a las 8 de la mañana y terminan a las 6 de la mañana del día siguiente. En ocasiones, nos dicen, se enfrentan a situaciones de riesgo.

“Pues aquí en las zonas que son de más riesgo, es cuando uno sale con el arma larga, pero no todo el tiempo la trae uno. -¿Cuáles son los riesgos?- Pues es que a veces hay personas que andan armadas, con armas de alto calibre”.

Ellos aseguran que no hay de toque de queda. Sin embargo, pudimos observar que los establecimientos están cerrados desde las 7 de la tarde, algunos incluso anuncian mediante carteles que después de esa hora no hay servicio y así será, señalan, hasta nuevo aviso.