Dado que la depresión es la causante de que en 2013, México sufriera dos mil 345 casos de suicidios en jóvenes de 15 a 29 años, 40.8 por ciento del total, lo que representa una tasa de 7.5 suicidios por cada 100 mil jóvenes de este grupo de edad, el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), mediante el Programa Nacional de Juventud (Projuventud) 2014-2018 presentó una serie de estrategias para trabajar en favor de los jóvenes, creando una política de salud preventiva en este sector, ya que al analizar el comportamiento de sus principales causas de muerte, se encuentra que cuatro de las cinco son prevenibles: accidentes, accidentes de tránsito, agresiones y lesiones autoinfligidas intencionalmente.

La depresión es distinta de las variaciones habituales del estado de ánimo y de las respuestas emocionales breves a los problemas de la vida cotidiana.

Puede convertirse en un problema de salud serio, especialmente cuando es de larga duración e intensidad moderada a grave, y puede causar gran sufrimiento y alterar las actividades laborales, escolares y familiares.