El número de fallecidos por la explosión del Complejo Petroquímico Pajaritos se elevó a 24.

La cifra se elevó debido a que los cuerpos de rescate lograron ingresar a otra sección de la planta que explotó y que tardó varias horas en enfriarse. Esta información fue corroborada por Petróleos Mexicanos en conferencia de prensa.

También se da a  conocer en redes sociales que antes de la explosión, los empleados habrían advertido sobre dos fugas, una a las 9 de la mañana y otra a las  3 de la tarde; sin embargo, el personal de seguridad de la empresa Mexichem no les permitió abandonar el lugar e incluso ordenó labores de soldadura en el área.

Eleazar Sánchez, un empleado del complejo, visiblemente afectado por el hecho, dijo que pidieron al personal de seguridad que bajaran a los trabajadores que realizaban trabajos con sopladores en el puente 28, pero no quisieron, argumentando que no pasaba nada y que las chispas se apagaban al instante.

Dijo que la primera explosión fue de ácido, por lo que advirtió a sus compañeros que se pusieran sus mascarillas antes de correr; luego llegó la onda expansiva que, por su fuerza, tiró a muchas señoras y generó el caos porque no sabían a dónde correr.