El Centro de Trasplantes de Chihuahua negó que esté extraviado el riñón que en mayo pasado extirpó a una mujer para donarlo a su hija de 14 años, quien padece insuficiencia renal.

Gastón Ramírez, director del Centro, explicó que la menor, de nombre Perla, no recibió el riñón que Irma Escobedo le donó porque no es candidata a la cirugía, ya que de acuerdo con los estudios médicos, los vasos sanguíneos de la paciente están dañados, por lo que tendrá que someterse a un programa de hemodialisis crónica como única opción optimista.

En cuanto al paradero del riñón, Gastón Ramírez aseguró que el órgano está bajo el resguardo del Departamento de Patología del Hospital General de la Secretaría de Salud de Chihuahua.