El Senado de la República aprobó la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos cometidos en materia de hidrocarburos.

La ley contempla seguir de oficio el robo de hidrocarburos  y castigar con cárcel y sanciones económicas la sustracción del mismo y los responsables serán catalogados como miembros de la delincuencia organizada.

“El daño al patrimonio de la nación en donde tan sólo por la sustracción ilegal que se realiza a través de tomas clandestinas represente una pérdida del orden de los 40 mil millones de pesos al año”, dijo el presidente de la Comisión de Seguridad Pública en el senado, Omar Fayad.

Alejandro Encinas por su parte dijo que interpondrán al respecto, un recurso de inconstitucionalidad por todas las modificaciones que sufrió el dictamen en la Cámara de Diputados, porque entre otras cosas, asegura, se criminaliza las manifestaciones sociales.

La ley contempla seguir de oficio el robo de hidrocarburos, sancionar con prisión y multas económicas a quien sustraiga hidrocarburos y sus derivados, de ductos, vehículos, equipos o instalaciones de la industria; y compre, reciba, negocie, resguarde, transporte, descargue o deposite cualquier forma hidrocarburos ilícitos; y catalogar como miembros de la delincuencia organizada a quienes realicen las actividades señaladas.

Las modificaciones en el Código Fiscal son: Que las autoridades fiscales estarán facultadas para allegarse de las pruebas necesarias para formular la denuncia, querella o declaratoria al ministerio público para que ejercite la acción penal por la posible comisión de delitos fiscales; y, sus actuaciones tendrán el mismo valor probatorio que la ley concede a las actas de la policía judicial. Además, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de los abogados hacendarios que designe, será coadyuvante del ministerio público federal, en los términos del Código Federal de Procedimientos Penales.