La luna quedará bajo la sombra de la tierra y en un efecto óptico, desaparecerá de nuestros ojos debido a que la cara iluminada estará volteando al lado opuesto de esta, haciéndola imperceptible a la vista.

Esto será el viernes 30 de septiembre de 2016.

Un fenómeno bastante extraño se alzará en el cielo por la noche  en todo el hemisferio occidental, y en México también será visible.

Esta maravilla ocurre cada 32 meses aproximadamente, y sucede por el ciclo lunar que consta  de 29.5 días.

El acontecimiento no pasa desapercibido para aquellas personas que son susceptibles a estos eventos.

Aunado a esto, circulan por Internet rumores que afirman que será el fin del mundo.