El próximo año, el Gobierno Federal tendrá la obligación de incorporar en su plantilla laboral a personas con alguna discapacidad.

Alfonso Navarrete, Secretario del Trabajo federal anunció “que el 3% de las vacantes labores existentes en la Administración Pública Federal sean ocupadas por personas con discapacidad y se vuelve ley y se vuelve norma el próximo año”.

Al entregar este miércoles el Distintivo Empresa Incluyente “Gilberto Rincón Gallardo” 2015, el funcionario dijo que para ello se alista un acuerdo con las secretarías de Gobernación, Desarrollo Social y la Función Pública.

El acuerdo se encuentra ya en análisis jurídico y estaría listo el primer trimestre de 2016.

Navarrete Prida detalló que por ahora el sector privado no estaría obligado a adoptar esta política, pero el objetivo del acuerdo es poner el ejemplo como gobierno.

En entrevista al término de la entrega, el funcionario federal dijo que la dependencia a su cargo busca también eliminar de los requisititos para encontrar empleo, la Carta de No Antecedentes Penales.

“Estamos trabajando en proyecto de modificación normativa para que no tenga que solicitarse en delitos no graves y habrá que analizarlo bien, la carta de no antecedentes penales o desaparezca una vez que se cumpla una condena y sea rehabilitada la persona porque es un fenómeno real de discriminación. Y si teóricamente la sociedad en un delito no grave cumplió su pena y está rehabilitado a juicio de las autoridades no tendría porque existir ese requisito”.

Señaló que esta posibilidad se está analizando ya junto con la Secretaría de Gobernación y la Comisión Nacional de Derechos Humanos.