Debido a que en México se desperdicia en promedio un 37% de los alimentos que se cultivan y se venden, cantidad necesaria para alimentar a las 7 millones de personas en pobreza extrema, la FAO busca en conjunto con el Gobierno del Distrito Federal, la implementación de una política pública con medidas concretas a fin de reducir este monto y apoyar a las familias que más lo necesitan

Fernando Soto Baquero, representante de la FAO en México señaló que entre las medidas esta la implementación de más bancos de alimentos y rescatar los productos de la central de abasto que son aptos para el consumo pero ya no se lograron vender

AUDIO “Ya está establecido en la central de abasto un banco de alimentos que tiene alrededor de un año de funcionamiento y está captando alrededor de 10 millones de toneladas de alimentos”