En karachi, Pakistan, explotó una granada presentada como evidencia ante un tribunal antiterrorista, dejando cinco personas heridas, incluido el juez.

El juez que presidía el caso, pidió que fuera presentada la granada a petición de la defensa y cuando era llevaba al estrado el artefacto explotó.

Se desconoce cómo fue activada la granada, aunque se ha dicho que justo antes de la explosiónexplosion por granada el juez había dicho que la granada parecía falsa.

Ante este incidente, la Policía del sur de la urbe, realiza una revisión del procedimiento ante la presentación del explosivo.