Vecinos de Santa Úrsula y colonias aledañas, exigen la clausura del proyecto de construcción del centro comercial Patio Fuentes, ya que además de ser una obra irregular, fomentará el ambulantaje, reducirá el abasto de agua, dañara el medio ambiente y afectará la vialidad…

“Es el equivalente a tener una concurrencia de mil 500 personas por hora como está ocurriendo en diferentes centros comerciales de esta magnitud siendo el más reciente el llamado Oasis, en Miguel Ángel de Quevedo… Lo cual significará un inminente colapso que afectará la calidad de vida de los habitantes en los ocho pueblos circunvecinos, una situación iba partir de el metro bus Insurgentes por ser una vía de salida saturada al sur de la ciudad”.

En entrevista afuera de las oficinas de gobierno capitalino, Sara Reyes, una de las vecinas afectadas, explicó que el proyecto está suspendido pero exigen la clausura permanente, sin embargo, denunció que la delegada Claudia Sheimbaum y la Secretaria de  Gobierno, Patricia Mercado, han hecho oídos sordos. De seguir así, los inconformes recurrirán a la movilización social.

“La problemática que hoy enfrentamos los capitalinos es debido a la actuación corrupta del GDF quien ha privilegiado a la iniciativa privada dejando de lado la participación ciudadana” señaló Sara.