Para las personas que están en fases terminales.

Sólo tres estados de la República mexicana, además de la Ciudad de México; disponen de hospitales con unidades de cuidados paliativos o clínicas del dolor. Así lo explica Leticia Ascencio Huertas, psicóloga clínica en el Servicio de Cuidados Paliativos, del Instituto Nacional de Cancerología y docente de la Universidad del Valle de México, campus San Rafael.

De acuerdo con datos de Human Rights Watch, sólo unas pocas decenas de instituciones públicas de salud en el país ofrece en cuidados paliativos y son aún menos las que prestan servicio en los domicilios de los pacientes.

Los cuidados paliativos son aquellos que no buscan la cura de los padecimientos si no el alivio de los síntomas y el apoyo al paciente y a sus familiares.

Los pacientes que se encuentran en fases terminales dejan principalmente dos tipos de preocupaciones, la primera de ellas la familia y la segunda cuestiones legales, como testamentos, trámites administrativos, funerarios y el cuidado legal de los hijos cuando los hay.