Tan solo en el estado de Baja California la Procuraduría  Federal de Protección al Ambiente, aseguró durante el 2015 un total de 8 mil 402 ejemplares de vida silvestre que pretendían ser traficados ilegalmente a nivel internacional, entre los que destacan pepinos de mar, cachorros de león, cocodrilos, iguanas y especímenes de pitón bola.

La dependencia informó que también fueron rechazados y retornados a su país de origen 102 embarques con un millón 264 mil 655 piezas y muebles de madera.

Además 126 mil kilogramos de residuos peligrosos y 4 mil 241 árboles de navidad; estos últimos por detectarse corteza, plagas cuarentenarias o inconsistencias en la documentación de ingreso al país.

Además 4 personas fueron puestas a disposición del Ministerio Público Federal por la posesión, transporte y tráfico ilegal de especies protegidas.

Lo anterior es el resultado de 42 mil 44 verificaciones de movimientos transfronterizos efectuadas durante el 2015 en dicha entidad.