La rentabilidad de la pesca en México podría crecer hasta en 211 millones de dólares anuales o podría caer en 97 por ciento en los próximos 20 años, de no adoptar una nueva estrategia denominada “Manejo Basado en Derechos”, que permite fijar una cuota de la cantidad de pescados y mariscos que se pueden pescar sin afectar a su población, reveló el estudio “Pesca y Economía del Océano, realizado por el Fondo para la Defensa del Ambiente (EDF).

En conferencia de prensa, Rual Verdugo, pescador del Golfo de Santa Clara, en Sonora, quien desde hace cuatro años a adoptado dicho esquema, se realiza una pesca sustentable lo que impide la sobreexplotación, convirtiendo a la pesca en un buen negocio en su comunidad. “Hoy ya no tiramos curvina nuestros precioso son mejores, de haberla vendido hasta 5 pesos por kilogramo, ahora la estamos vendiendo por 13 pesos por kilogramo. Estamos aprendiendo que el pescar menos no significa ganar menos”, señaló.

Por su parte, la presidenta regional de EDF, Laura Rodríguez, advirtió que la situación de la pesca en México es crítica, ya que a que ha dejado de ser rentable, debido a que las 28 pesquerías que representan el 60 por ciento de la pesca en el país han llegado a su nivel máximo de explotación, que de seguir así en 20 años se podría perder hasta el 97 ciento de su valor económico.

De ahí que con base en un estudio sobre la Pesca y Economía del Océano, realizado por el Fondo para la Defensa del Ambiente se ha demostrado que con un modelo basado en derechos que permitirá fijar una cuota de la cantidad de pescados y mariscos que se pueden pescar sin afectar a su población, se podría incrementar hasta en 70 por ciento el número de peces y generar una ganancia en 211 millones de pesos cada año.