En un video de seguridad se observa el momento en que dos hombres intentan robar un establecimiento de telefonía celular, pero quedan encerrados por el dueño de la tienda, en Nueva Jersey, en Estados Unidos.

Cuando los presuntos delincuentes se distraen para ir por la caja registradora, el encargado de la tienda aprovecha para escapar del por la puerta trasera del lugar y una vez que asegurados los demás empleados, el dueño del lugar se las ingenió para bajar la cortina de acero, sin que los delincuentes se dieran cuenta dejándolos encerrados.

Mientras los dos hombres se encuentran desesperados intentan abrir las puertas, las personas que pasaban por afuera del establecimiento se detienen para burlarse y grabar el fracasado intento de robo.