¿Hasta donde la humanidad se ha habituado a un estilo de vida que piensa que en la riqueza, la vanidad y el orgullo, está la fuente y la fuerza de la vida? Las personas deben alejarse de las tentaciones, ya que con el demonio no se puede dialogar

“en el Evangelio, Jesus no le contesta al demonio con ninguna palabra propia, sino que le contesta con las palabras de la escritura, metamos lo en la cabeza, con el demonio no se dialoga, no se puede dialogar, porque nos va a ganar siempre, solamente la fuerza de la palabra de Dios, lo puede derrotar”

Fue el mensaje del Papa Francisco, durante la misa que ofició este domingo en ele Centro de Estudios de Ecatepec