El Consejo Ciudadano, Justicia y Paz, que encabeza José Antonio Ortega Sánchez desacreditó el trabajo que realizó el grupo de expertos de la Comisión interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en torno al caso de Iguala, sobre todo, a Claudia Paz y Paz, quien fue fiscal general de Guatemala de 2010 a 2014, y que acusan de tener nexos con grupos terroristas.

De ahí, que calificará como ingenuos al Gobierno Federal por dejar la investigación en las manos de este grupo que sólo busca distorsionar los hechos y ocultar la verdad.

En una conferencia de prensa, que intentó ser interrumpida por simpatizantes de los normalistas de Ayotzinapa, Ortega Sánchez, afirmó que “no haya un interés de encontrar la verdad en México, traen una agenda ideológica y política y pretenden liberar a las personas que hasta este momento han sido acusadas por la autoridad mexicana desvirtuando los avances de esta investigación y pretenden inculpar a quienes no participaron en este hecho como es el ejercito mexicano.

Por ello, insistió, que la CIDH que encabeza Emilio Álvarez Icaza, “queda desacreditada”, ya que no sólo permite la integración de este tipo de personas sino a demás intenta imponer su agenda ideológica-política y defender a grupos armados como el ERPI. Todo ello, con base en el testimonio de Gilda Aguilar, quien también fue fiscal en Guatemala, y que acusó a Claudia Paz y Paz de proteger a grupos terroristas durante su gestión, y dejar en la impunidad la investigación en torno a un atentado armado que sufrió en  2012.