El Secretario General de la Central Campesina Cardenista, Max Agustín Correa, presentó una demanda formal en contra de los delegados de la Procuraduría Agraria y el Registro Agrario Nacional así como de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, por presuntos actos de corrupción en agravio de ejidatarios del Estado de México, al realizar un plantón afuera de las instalaciones de la Secretaría de la Función Pública.

En conferencia de prensa, dijo, que “vamos a denunciar los actos de corrupción  que se dan ante la construcción del tren que va de la ciudad de México hacia Toluca sino también vamos a señalar a presuntos responsables  y hechos de corrupción y atropello a los núcleos agrarios afectados en Arco Norte en Hidalgo y Tlaxcala”.

El líder campesino  junto con los ejidatarios de más de 30 hectáreas del municipio Santa María de la Asunción Tepezoyuca, Estado de México, detalló que el desvío de recursos que sustenta la denuncia es de 320 millones de pesos.

En reunión de trabajo con autoridades de la SFP designadas por el secretario de Estado, la CCC y los ejidatarios detallaron que los delegados de la PA y del RAN, depositaron recursos por un monto de 320 millones de pesos a favor de Marcelino Narváez de la Oz, quien se auto designó presidente del comisariado del ejido antes citado y el cobro lo hizo por concepto de una supuesta indemnización sobre hectáreas utilizadas para el tren interurbano Ciudad de México- Toluca.