La linda anciana pidió como deseo de cumpleaños que su pastel fuera entregado por un bombero que tuviera tatuajes

Cuando le preguntaron a Ivena Smailes que quería de regalo para su cumpleaños número 105, ella lo tuvo muy claro; un bombero con tatuajes y lo consiguió.

La linda anciana es inquilina de la residencia para adultos mayores Addison, en Crawcrook, Reino Unido. Es también conocida entre sus compañeros como la “tía Ivy”, a pesar de su avanzada edad la describen como una mujer con un gran sentido del humor.

Es una mujer muy ocurrente y cada que cumple años pide algo que parece ser imposible de cumplir y en la lista de este año quería un pastel entregado por un bombero.

Cuando llego el día de su cumpleaños nunca imaginó que sus compañeros del asilo le cumplirían su deseo, hasta que vio a un bombero subir por la ventana del tercer piso y le entregó un pastel.