El contrabando y la piratería de productos dentales, genera pérdidas de mil 300 millones de pesos al año para esta industria, pues estos insumos se venden hasta un 50% más baratos, o incluso a una quinta parte del valor de aquellos que cuentan con una patente y un registro ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, así lo destaca la Agrupación Mexicana de la Industria y el Comercio Dental (AMIC-Dental).

Al respecto, Luis Fernando Bolivar presidente de la AMIC-Dental, señaló que “cuando a ti no te cuesta, ya sea por robo, o simplemente cuando tú no tienes el costo financiero de tener una empresa dedicada al control de calidad, pues el costo puede ser el que quieras”.

Luis Fernando Bolivar, detalló que es a través de promotores que visitan consultorios como se vende esta mercancía; que pueden ser clones de productos que a simple vista no se observan diferencias con el original, sin embargo el bajo precio, la ausencia de factura y hasta los empaques diferentes, deben ser una alerta para los médicos, quienes no deben adquirir estos productos.

Se explicó que son el Distrito Federal, Monterrey y Guadalajara donde más ocurre este fenómeno de comercialización de productos “pirata” o de contrabando, ya que son estas entidades las que concentran la mayor venta de productos dentales.

Sobre los insumos “piratas”, se detalló que que pueden ser guantes, amalgamas, braquets, fresas, e incluso implantes, productos que son traídos principalmente de Estados Unidos y China.

Destacar que otra forma de mercado ilegal, es el robo de mercancía que ocurren en aduanas, que posteriormente se vende a precios mucho menores.

Pese a este panorama oscuro en la venta de insumos pirata, de contrabando o robados, es importante señalar que del total de la comercialización de productos dentales en México, sólo el 2% es de procedencia dudosa o ilegal.