Al convivir con niños en el Hospital General de México, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, les dijo que son guerreros de vida y un ejemplo de lo que es salir adelante, al  luchar contra la adversidad.

En el marco del Día de la Candelaria, recordó, que el pasado 6 de enero, el presidente Enrique Peña Nieto, sacó un muñeco al partir la rosca con pacientes menores de 18 años y ahora en su representación, regresó para degustar tamales.

El funcionario expresó que esta reunión es esta tradición mexicana y a partir de ahí tomar más fortalezas, todos, para seguir adelante y tener un gran país, seguir construyendo una gran nación.