Existen vacíos legales que permiten la interpretación de la ley y la criminalización de consumidores o usuarios de drogas, lo que resulta en el incremento de la población penitenciaria, las dosis máximas permitidas por la ley general de salud, son pequeñas y en la gran mayoría de los casos son considerados, no como auto/ consumo, sino como narcomenuedo

“por ejemplo, mientras que la ley general de salud permite solo medio gramo de cocaína, diferentes estudios muestran que la dosis mínima de la venta es un gramo, lo mismo o sucede con la mariguana que permite un máximo de cinco gramos, mientras que a nivel internacional, el referente es dejaste 28 gramos”

Así lo dijo, Miguel Ángel Osorio, secretario de Gobernación, al inaugurar el Segundo Debate Nacional sobre el Uso de la Mariguana, en Ciudad Juárez, Chihuahua, con el el Foro “Ética y derechos humanos, ¿decisión del Estado o del individuo?”