En la XXVII Reunión de Embajadores y Cónsules, el presidente Enrique Peña Nieto, aclaró que el Estado Mexicano seguirá desplegando sus capacidades operativas y de inteligencia para desarticular a las organizaciones delictivas, transnacionales y reducir el fenómeno delincuencial a una escala atendible por las corporaciones locales de seguridad públicaa través de concretar el mando único en los estados del país.

Ante los representantes diplomáticos de México en el mundo, Peña Nieto dijo que una de las metas de este gobierno es “concretar la reforma constitucional en materia de seguridad pública y combate a la infiltración del crimen organizado en los gobiernos municipales, México necesita corporaciones policiacas más confiables y más eficaces, la mejor manera de lograrlo es sustituyendo a las cientos de policías municipales que hay que decirlo son frágiles poco preparadas y vulnerables ante el crimen por un número reducido de corporaciones sólidas y mucho más profesionales”

Al inicio de su discurso fue recibido con un fuerte aplauso por la segunda recaptura del Chapo, momento en el que destacó el esfuerzo de las corporaciones policiacas para su detención.

Hay muchos y muy positivos cambios que están sucediendo hoy en nuestro país, afirmó.

 En el Gobierno de la República “asumimos plenamente la responsabilidad que nos corresponde, continuaremos derribando barreras, quitando obstáculos, venciendo inercias, para que nuestro país y los mexicanos alcancen su máximo potencial, dijo.

Habremos de aprovechar la coyuntura y las oportunidades que de ella deriven para seguir avanzando hacia el logro de las metas y objetivos que nos hemos trazado, señaló.