Luego de 50 años, el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, firmaron el alto al fuego y la paz, en La Habana Cuba.

En el salón de protocolo “El Laguito”, el mandatario colombiano Juan Manuel Santos y el Jefe del Estado Mayor central de las FARC Timoleón Jiménez, estamparon su firma en el documento, y estuvieron acompañados por el presidente cubano Raúl Castro, así como del canciller de Noruega Borge Brende.

Los mandatarios que fueron testigos de honor en este evento fueron el Presidente de México Enrique Peña Nieto, de Chile Michelle Bachelet, de Venezuela, Nicolás Maduro, del Salvador, Salvador Sánchez, y de República Dominicana Danilo Medina.

Los presentes escucharon los puntos de acuerdo para el cese al fuego definitivo, que incluyen dejar las armas, garantías de seguridad y lucha contra las organizaciones criminales de quienes atentan contra defensores de derechos humanos entre otros.

Juan Manuel Santos, agradeció el respaldo de la comunidad internacional, mientras que el Secretario General de la ONU Ban Ki-Moon, destacó que los participantes demostraron que es posible una paz con dignidad.