Con el anuncio de la vista del Papa Francico a México, la Iglesia Católica anuncio el arranque de una colecta nacional para solventar los gastos de indumentarias de sacerdotes, ostias y otros elementos que requieren las misas que se realizan del 13 al 17 de febrero de 2016 en el Distrito Federal y los estados de México, Chiapas, Michoacán y Chihuahua

“la colecta se hace porque evidentemente la Iglesia no puede cargar con toda la visita, se ayudará con esta colecta a las diócesis que tengan más dificultad para poder solventar los gastos, pienso por ejemplo en San Cristobal de las Casas”

Así lo dijo, Ricardo Valenzuela, secretario Ejecutivo para las celebraciones litúrgicas en la visita del pontífice