La Comisión Nacional de los Derechos Humanos manifestó su inquietud por la vulneración a los derechos humanos de las personas con padecimientos mentales en centros de reclusión.

Mediante un comunicado, señala que ha evidenciado en reiteradas ocasiones la urgencia de atención y cuidado especializado que demanda esta población, para que se evite la discriminación, el estigma y su exclusión.

El organismo destaca que el Sistema Penitenciario Nacional registró en 2015, 4 mil 476 internos con padecimientos mentales y de acuerdo con los datos obtenidos en el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria de 2014, se advirtieron situaciones que vulneran sus derechos, tales como maltrato, discriminación, falta de condiciones de estancia digna y de atención especializada, así como su inadecuada clasificación y la inexistencia de unidades psiquiátricas específicas.