La regulación de la mariguana debe analizarse desde la perspectiva de una política pública formulada a la luz de lo derechos humanos, así lo dio a conocer Guillermo Silva Aguilar, con la representación del Ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez.

Al participar hoy en el ceremonia inaugural de las “Audiencias Públicas: Alternativas de Regulación de la Marihuana”, enfatizó el interés porque todas las mesas de trabajo de este encuentro tomen en consideración los derechos humanos, toda vez que no es una cuestión sencilla, en tanto que en el consumo, producción y distribución, se involucran múltiples derechos, tales como el derecho al libre desarrollo de la personalidad, el derecho a la protección de la salud y el derecho a la vida.

El representante del organismo defensor destacó que en los análisis hay puntos irrenunciables como son la prevención del consumo y hacer efectivos los derechos de niñas, niños y adolescentes, así como la utilización para fines médicos.