Pese a la caída en los precios del petróleo y la paridad del peso frente al dólar, México no tiene un riesgo para el gasto público en 2016, por lo que no enfrentará el déficit a través de endeudamiento

“el compromiso del presidente de la Republica, es que no habrá de proponer y lo ha cumplido, aún es esta situación adversa, ni nuevos impuestos ni incrementos a los ya existentes y por lo tanto a quien le ha tocado ajustarse el cinturón es al gobierno, no a los contribuyentes , no a las familias, no a las empresas”

Así lo dijo, Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito Público, durante la reunión plenaria del grupo parlamentario de PRI en la Cámara de Senadores.

El  funcionario consideró que se registra la inflación más baja para la primera quincena de enero