La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, condenó el asesinato del periodista Marcos Hernández Bautista, ocurrido el 21 de enero en la localidad de San Andrés Huaxpaltepec, Oaxaca.

Mediante un comunicado, el organismo insta a las autoridades mexicanas a actuar de manera oportuna para investigar el crimen e identificar y sancionar a los responsables.

La Relatoría manifiesta su preocupación por la reiteración de este tipo de actos violentos contra periodistas. Y es que en 2014 fueron ocho los comunicadores asesinados en el país, mientras que en 2015 se registraron seis casos.

Por ello, exhorta a las autoridades a investigar de manera exhaustiva la hipótesis de que estos crímenes podrían estar asociados con el ejercicio de la libertad de expresión.