La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos condena el asesinato de la periodista Anabel Flores Salazar, quien fuera secuestrada en Veracruz y cuyo cuerpo fue encontrado sin vida el 9 de febrero en Puebla.

El organismo internacional insta a las autoridades mexicanas a actuar de manera pronta y oportuna para investigar el crimen e identificar y sancionar a los responsables.

La Relatoría manifiesta especial preocupación por los reiterados ataques contra periodistas en México, y señala que Veracruz es uno de los lugares más peligrosos para ejercer esta profesión.

Y es que tan sólo en 2014, fueron ocho los comunicadores asesinados en el país presuntamente vinculados al ejercicio de su libertad de expresión y en 2015 se registraron seis casos.