chicles

Organizaciones civiles ecologistas lanzan la campaña “Chicle y Pega”, para reutilizar los chicles masticados y hacer obras de arte e impedir que sean tirados al piso.

Por su parte,Sandra Mendoza Barrera, presidenta de la asociación civil Por la Tierra, dijo que los efectos dañinos de los chicles masticados tirados al piso, dañan los adoquines de esta ciudad, provocan la muerte de aves y tardan cinco años en degradarse.

Cabe destacar, que este producto representa un serio problema de contaminación, dado que las aves se los comen y mueren, afectando el medio ambiente, ya que  contienen 30 por ciento de petróleo.

La ecologista invitó a la población a no tirarlo al piso y en cambio pegarlo en unos cuadros que serán distribuidos estratégicamente en la zona conurbada de Zacatecas.