“La mutilación genital constituye una práctica de tortura y trato cruel e inhumano o degradante, advirtió la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

En el marco del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, la Comisión condena todo aquel procedimiento consistente en alterar o dañar los órganos genitales femeninos por desigualdad en el trato de los sexos, las tradiciones y las religiones.

Mediante un comunicado, el organismo advierte que que ésta práctica constituye una violación grave a los derechos humanos de las mujeres y niñas, pues las coloca en una situación que vulnera su salud, su seguridad y su integridad física.

Y es que de acuerdo con la datos de UNICEF, más de 125 millones de mujeres y niñas han sido objeto de la Mutilación Genital Femenina en los 29 países de África y Oriente Medio, donde se concentra principalmente esta práctica.