La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal condenó el asesinato de la periodista Anabel Flores, colaboradora del periódico El Sol de Orizaba y pide a las autoridades de Veracruz, agotar todas las líneas de investigación.

El organismo señala que este tipo de ataques a la libertad de expresión ponen en riesgo el ejercicio periodístico, toda vez que recientemente otros dos periodistas han sido asesinados. El 21 de enero, el periodista Marcos Hernández Bautista, corresponsal de Noticias Voz e Imagen de Oaxaca y el 22 de enero el periodista Reinel Martínez Cerqueda, locutor de la radio comunitaria El Manantial.

Estos hechos se unen a la lista de más de 106 periodistas asesinados y 25 desaparecidos de 2000 a 2015, de acuerdo a cifras de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión de la PGR.

La comisión urge a reforzar los mecanismos para la protección de periodistas en todo el país y a la necesidad de acabar con la espiral de violencia e impunidad en estos casos.