Los más de 200 programas sociales para abatir la pobreza en México no valdrían de nada si no se vigila la transparencia, advirtió Secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade.

“No valdría la pena dicho esfuerzo sino se vigila que cada peso vaya destinado a lo que se programó”.

Por ello, hizo un llamado a las comunidades a participar directamente en la aplicación de los programas, pero sobre todo, a vigilar el uso de los recursos y a hacer sugerencias a la autoridad para mejorarlos.

“No se trata sólo de reportar los resultados, de llenar formatos. Se trata de participar con la autoridad haciendo sugerencias de cómo llevar mejoras a la gestión, de cómo conducir mejor los recursos”.