El PRD reta al dirigente nacional del PRI, a pasar de los dichos a los hechos y castigar a los gobernadores corruptos.

El secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, dice que al líder del PRI, se le puede aplicar el refrán popular que dice: “El burro hablando de orejas”, porque al referirse al castigo de gobernadores priistas corruptos, se le olvida que se hizo público que Ochoa Reza, recibió más de un millón doscientos mil pesos por concepto de liquidación cuando renunció a la dirección general de la Comisión Federal de Electricidad para encabezar al PRI.

Cabe señalar que en el servicio público, cuando una persona renuncia, no recibe liquidación porque ese concepto aplica sólo para aquellos que son despedidos. Ante esta circunstancia, Alejandro Sánchez, dijo que reta al priista a que proceda en contra de los gobernadores de Chihuahua, Cesar Duarte, de Veracruz, Javier Duarte y el ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, para que además de que pierdan sus derechos políticos, ingresen a la cárcel.