La visita del papa Francisco a México dejará una derrama económica de al menos dos mil 500 millones de pesos.

Así lo estima José Nabor Cruz Marcelo, académico del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

El especialista explica que los rubros con más beneficios serán la hotelería, los restaurantes y comerciantes informales que venden souvenires o en muchos casos personas que rentan espacios en sus casas como balcones o azoteas.

Esto último no son datos que pueda medir el gobierno federal pero que sí dejan beneficios a las personas dedicadas al comercio informal que es uno de los pilares de la economía mexicana.

Los datos de los  beneficios económicos para el comercio formal son de la Federación Mexicana de Asociaciones Turísticas (Fematur).

En ese sentido, la Secretaría de Turismo de la Ciudad de México, estima que por la estancia del máximo jerarca de la Iglesia Católica habrá un impacto de 820 millones de pesos.

Cruz Marcelo, consideró que el efecto podría ser mayor, todo dependerá del escenario en el cual transcurra la visita, pues muchos bancos o instituciones bursátiles manejan un dato que se denomina “marca país”, una propuesta de valor de lo que ofrece una nación a visitantes e inversionistas. Tiene tres dimensiones: turismo, exportaciones e inversión extranjera directa.

Ese concepto siempre estará condicionado con eventos positivos y negativos; si ocurre este último el costo monetario podría incrementarse y bajaría el valor de la “marca país”, explicó Cruz Marcelo.