La Secretaría de Educación Pública ofrece a los alumnos de educación básica la Escuela de Tiempo Completo, la cual es una modalidad educativa que tiene la misión de garantizar el derecho a la educación para todos sus alumnos.

En el país operan 24 mil 250 escuelas bajo esta modalidad. Para el Ciclo Escolar 2015-2016, este programa tiene un presupuesto de 6 mil 819 millones de pesos, lo que representa un incremento de mil 68 respecto al ciclo anterior, en beneficio de 3.6 millones de alumnos.

Este tipo de planteles optimizan el uso efectivo del tiempo escolar con el objetivo de reforzar las competencias: Lectura y escritura, Matemáticas, Arte y Cultura, Recreación y Desarrollo Físico, así como los Procesos de la Inclusión y Convivencia Escolar. Estas escuelas abarcan preescolar, primaria y secundaria.

Estas escuelas brindan un servicio educativo en los mismos 200 días lectivos que los demás planteles, durante una jornada extendida de entre seis y ocho horas. Se otorgan incentivos económicos al personal directivo, docente e intendente para la ampliación de la jornada escolar.

Mediante una propuesta pedagógica que ofrece un conjunto de actividades didácticas organizadas en líneas de trabajo educativo de Educación Básica, se imparten las siguientes asignaturas: Desafíos Matemáticos, Lectura y Escritura, Arte y Cultura y uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación

En el caso de escuelas indígenas, se incorpora también una línea de trabajo educativo más: Lectura y Escritura en Lengua Indígena. A cada una de ellas se destinan 30 minutos diarios, trabajando al menos dos líneas por día, excepto las actividades relacionadas con TIC, debido a que se pueden emplear en todas las asignaturas y en cualquier momento de la clase sin carga horaria específica.

Asimismo se fortalecen las actividades destinadas a la mejora de la convivencia escolar y al desarrollo de una vida saludable. Todas las secuencias didácticas que se relacionan con cada línea de trabajo se concentran en un fichero lúdico-formativo que facilita al maestro la diversificación de las actividades en el aula y el uso efectivo del tiempo escolar en tareas de aprendizaje.